Una Mezcla entre Tristeza y Felicidad

Cada año, nuestro colegio despide una nueva generación de alumnos. Chicos y chicas que han pasado toda su vida con nosotros. Otra generación de alumnos a la que hemos visto crecer y superarse. Se acercan las navidades y los primeros exámenes globales. Selectividad está a la vuelta de la esquina, y antes de que nos demos cuenta, estaréis en la universidad.

Todos los discursos de nuestros alumnos en el acto de graduación que se celebra en Mayo tienen algo en común. Siempre hacen referencia a una emoción extraña. Una sensación agridulce que resulta difícil de explicar. Empieza una nueva etapa llena de retos y aventuras. Conoceréis nuevos amigos y seguiréis creciendo como personas. Sin embargo, dejáis atrás el colegio y será difícil volver a estar todos juntos otra vez.

IMG_5695

Entrevistamos a cinco alumnos de 2º Bachillerato para que nos den su visión de la situación. Javier Guzmán Sanz, Irene Lejarriaga Rebollo, Mar Martín Martínez, Rosa Román Aragay y Felipe Muñoz Sánchez.

La primera pregunta fue muy directa, ¿Qué significa el Liceo Sorolla para vosotros?. Rosa Romás nos dijo, “Este colegio siempre ha sido como una gran familia. Los campamentos, los viajes de ski, las actividades, los partidos de los fines de semana…el viaje a Italia que ya estamos preparando… Recuerdo cómo, lo que le paso a Sergio, nos unió un montón y juntos movilizamos a todo el colegio.”

Mar Martín hizo referencia a la cercanía de los profesores y comentó también, “en este colegio hemos conocido gente que tendremos para toda la vida. Gente que no cambiaría por nadie y de la que me costará mucho separarme. El colegio nos ha dado la oportunidad de hacer amigos para toda la vida”.

Irene Lejarriaga confirmó que “la gente está muy unida, se siente mucho apoyo tanto de los profesores como de los amigos. Y también estamos muy contentos con el nivel académico del colegio. Es duro, pero salimos mas preparados para el futuro. Te da muy buen nivel de inglés y la oportunidad para examinarte del Advanced con una buena base”.

Javier Guzmán habló de cómo los deportes en este colegio unen a la gente para siempre. “Te enseñan valores muy importantes, como el esfuerzo, ir siempre un paso más allá, intentar siempre sacar lo mejor de ti mismo y ser los mejores… Aprendes el valor del compromiso y a hacer las cosas para uno mismo. Aprendes a ser responsable de tu futuro… y si alguna vez las cosas no salen como quieres, piensas en qué podrías hacer mejor sin pensar en los demás”.

Felpe Muñoz habló del compañerismo… “siento que hay una complicidad especial entre los alumnos del colegio, hay mucha confianza… has pasado tantos años con ellos que ya son parte de tu familia… hemos pasado momentos buenos y momentos difíciles juntos y eso siempre nos acompañará.

Cuando les pedimos que dieran un consejo a los alumnos de primaria y secundaria, todos coincidieron.

IMG_5688

“Disfrutar mucho y estudiar mucho. Hay que disfrutar de aprender y pensar en el futuro. Disfrutar de cada minuto que paséis con vuestros amigos porque el tiempo pasa muy rápido”.

 “Aprovechar las oportunidades que os ofrece el colegio, tanto académicamente, como proyectos con amigos. Ser responsables y disfrutar del momento”.

“Estudiar y organizaros bien. Estar cerca de vuestros compañeros en los momentos difíciles y apoyaros los unos a los otros. Luchar por vuestros sueños y buscar la forma de alcanzar vuestros objetivos”.

Desde el Colegio Liceo Sorolla, queremos dar las gracias a todos los alumnos que se gradúan este año por su compromiso y por su cariño. Os habéis hecho mayores y estamos muy orgullosos de las personas en las que os habéis convertido. Damos la enhorabuena a todas las familias por el gran trabajo que han hecho como padres. Y recordar que, “ser alumno Sorolla, es para toda la vida”.