fbpx

Con un mundo cada vez más global y competitivo, aprender idiomas se convierte en una de las claves en el desarrollo de una persona. Se da por hecho que los que colegios enseñan inglés, pero existe una gran diferencia entre los colegios a la hora de enseñarlo. La metodología, el profesorado y la línea del tiempo marcan la diferencia entre un alumno que habla inglés y otro que es completamente bilingüe.

Hasta los 6 años el cerebro multiplica su capacidad de aprendizaje

Todo lo que es o puede llegar a ser un bebé quedará determinado en sus seis primeros años de vida. La capacidad para aprender sube como un cohete desde el nacimiento para volver a caer rápidamente a partir de los 6 años. Pero tranquilos, el aprendizaje nada tiene que ver con la sabiduría, que seguirá creciendo a lo largo de casi toda su vida.

Durante la etapa infantil el cerebro del niño está en pleno desarrollo, siendo capaz de asimilar más conceptos que un adulto y con mayor facilidad. Es más fácil enseñar inglés a un bebé de 1 año que a otro de 2 años. En otras palabras, si queremos que nuestros hijos hablen bien inglés debemos empezar cuanto antes.

Por otro lado, lo expertos explican que el aprendizaje de idiomas desde la niñez trae consigo beneficios cognitivos, como la mejora de la memoria auditiva, la comprensión del lenguaje o la plasticidad cerebral, además de adquirir un acento nativo. También se ha demostrado que el aprendizaje de otra lengua aumenta el rendimiento académico en el resto de las áreas de conocimiento, potenciando el desarrollo de habilidades como la creatividad, el pensamiento crítico, la resolución de problemas y una excelente capacidad de memoria.

Niña cartel inglés

Aprendizaje de idiomas en el Liceo Sorolla

En el Liceo Sorolla llevamos más de dos décadas desarrollando un proyecto de idiomas sólido que compite con los programas de estudios de los colegios británicos. Nuestros resultados académicos han demostrado a lo largo de los años la efectividad de nuestro modelo de enseñanza; un modelo que va de más a menos, con una inmersión total durante la etapa infantil, bilingüismo al 50% en primaria y reducción a un tercio en secundaria y bachillerato. La estrategia detrás de este modelo tiene base neuro-científica, ya que la plasticidad cerebral es mayor en edades tempranas. En otras palabras, la capacidad para absorber datos en bruto es inversa a la edad.

La metodología que utilizamos en clases contribuye enormemente al aprendizaje de idiomas, pues el trabajo cooperativo, el aprendizaje por proyectos y la educación emocional son metodologías activas que requieren participación por parte del alumno. Para llevar a la práctica esta metodología contamos con un equipo de profesores nativos y bilingües con experiencia y con una gran pasión por la enseñanza.

Esta estrategia se complementa con un amplio programa de intercambios y experiencias educativas en el extranjero, preparación a exámenes oficiales y excelentes resultados en las pruebas de inglés de acceso a la universidad. Además, hemos incrementado significativamente el aprendizaje de francés como segunda

Como dijo el escritor ruso Aleksandr Solzhenitsyn, “Posee solo lo que puedas llevarte contigo, conoce idiomas, conoce países, conoce gente. Haz de tu memoria tu bolsa de viaje”.