Empleabilidad Vs. Humanidades

[fusion_text]El gran dilema que presenta la educación en España a día de hoy es la Empleabilidad Vs. Humanidades. Ese fue el gran debate en el III Foro Pensar [en] España celebrado ayer en Madrid y que contó con la presencia la presidenta de la Comunidad, ex ministros, catedráticos y filósofos.

Ante la necesidad de promover un pacto educativo que “actualice” nuestro sistema y dé respuesta a los cambios sociales y globales que estamos viviendo, se empieza a debatir sobre la dirección que debería tomar la enseñanza en España; mayor empleabilidad o más peso de las humanidades. Dña. Cristina Cifuentes afirmó que “la educación es responsabilidad de todos y que el diálogo será fundamental para que la educación no vuelva a depender de cambios en el gobierno”.

Actualmente, mas del 50% de la población mundial vive en grandes ciudades y, según la UE, en 2025 solo el 25% de los trabajos serán poco cualificados. La cifra del paro juvenil (menores del 25 años) en nuestro país es del 44,4%, una de las más altas del euro grupo. Los países más afortunados son Alemania (7%), Holanda (10%) y Austria (11%). El factor común en estos tres países es el alto índice de “empleabilidad” de sus jóvenes, relacionada directamente con su sistema educativo, que demuestra una mayor tendencia hacia la formación profesional.

Según algunos analistas, en España hay sobre abundancia de mano de obra poco cualificada y muy cualificada. Mientras que en Europa el peso de los “puestos intermedios” (formación profesional) es del 48,9%, en España es del 21%. En lo que respecta a la mano de obra “poco cualificada”, la población de la UE cuya única titulación es la ESO es del 23%, mientras que en España alcanzamos el 42,4%.

Los estudios superiores si nos sitúan en los primeros puestos de la UE. El 37% de la población en España cuenta con título universitario siendo la media de la UE un 24%. La conclusión general de los expertos invitados fue la falta formación de personal medio, que además está poco apreciada socialmente. Dos de las medidas que se propusieron son la apertura de la universidad a la formación profesional y la entrada de las empresas en el terreno de la formación. Estas medidas son las que podría generar una mayor tendencia de los propios colegios hacia la “empleabilidad” a costa de las humanidades.

 

educacion digital

 

Siendo España uno de los países de la Unión con un paro juvenil más alto, ¿se hace necesario orientar nuestro sistema educativo hacia “lo que piden las empresas”? o por el contrario, deberíamos centrarnos más que nunca en el desarrollo de las humanidades (literatura, artes, filosofía, idiomas, historia…). Si nos centramos demasiado en la “empleabilidad” de nuestros alumnos, nos estaríamos volviendo a un modelo similar al de la revolución industrial y las fábricas?

Durante el debate también se comparó la revolución tecnológica que estamos viviendo con la industrial. Se está dibujando un nuevo mundo ante nosotros y es nuestra responsabilidad preparar al alumnado para afrontar con éxito los retos que se encuentren el día de mañana, pero… ¿qué entendemos por preparar?

 

humanidades y arte

 

La conclusión más evidente en el día de ayer fue la creciente polarización de dos tendencias ideológicas, empleabilidad vs. humanidades. Ante un cambio de época tan revolucionario como la digitalización de nuestra sociedad (y de nuestras vidas), se hace necesario más que nunca desarrollar en nuestros alumnos un criterio humano y consciente. Si bien es cierto que tenemos que orientar nuestro sistema educativo y nuestros colegios hacia una sociedad orientada al trabajo, no es menos cierto que los valores serán decisivos para que nuestros hijos tomen decisiones “saludables”. El mundo empresarial llama a la puerta de la educación y, si bien es cierto que aportará algunos beneficios, cada cual debe permanecer en su lugar.

La infancia y la adolescencia son periodos clave en el desarrollo intelectual, emocional y espiritual de las personas. Uno de los grandes avances de la educación en los últimos siglos fue separarse, a todos los efectos, del mundo empresarial. El desarrollo intelectual y el deseo de aprender por aprender han sido máximas que han guiado a nuestra sociedad con buen criterio. El ser humano tiene derecho al trabajo, pero es mucho más que un trabajador. Por eso, la “empleabilidad” nunca debe ser más importante que las humanidades. Por su parte, las humanidades también deben acercarse al mundo de las ciencias, sobre todo, en el terreno digital, donde tienen un amplio espacio de desarrollo en común.

En los próximos años el debate empleabilidad Vs. humanidades estará muy presente en nuestro sector y, consecuentemente, en nuestra sociedad. El sector educativo, que en los últimos años ha despertado de su letargo, empieza otra vez a caminar. Son muchas las dudas a las que nos enfrentamos, pero este sector se ha caracterizado siempre por ser “lento”, lo cual, a veces, puede ser una virtud…

 

[/fusion_text]