Arte urbano en el Liceo Sorolla

Cuando los alumnos salieron al recreo el primer día de clase pudimos ver muchas caras de sorpresa. Los suelos del patio se habían vuelto coloridos y parecían formar un puzzle que no tenía fin. Aunque parezca mentira, el patio del colegio se ha convertido en un cuadro, una pieza de arte urbano inspirado en el “artista callejero” William LaChance.

El arte urbano, o Post-Grafiti, nació en los años 90 y fue pasando por diferentes etapas. Si bien es cierto que en sus inicios se consideraba ilegal y aun hoy sirve como vía de protesta, desde hace varios años se propone como solución para restaurar fachadas, decorar barrios y dar un toque moderno a paredes y edificios tristones. El Street Art engloba formas de expresión artística callejera, como murales, grafitis, plantillas y pegatinas.

Cuando nos planteamos darles un aire nuevo a los patios del colegio pensamos en darle un toque moderno y atractivo, pero también vincularlo con el arte. Después de una pequeña investigación por internet dimos con un artista que se dedica a restaurar pistas de baloncesto callejeras en Estados Unidos. Este proyecto social ha conseguido revitalizar barrios enteros gracias a sus diseños llenos de vitalidad y alegría. Su forma de entender el arte y de integrarlo en la vida de las personas es transformadora. Por ello, decidimos inspirarnos en sus diseños para llevar el arte urbano al Liceo Sorolla.

Las imágenes de William LaChance son asociaciones de formas y colores desplazados combinados a partir del diseño gráfico, la moda, la historia del arte y la naturaleza misma. En sus diseños utiliza una variedad de métodos y materiales, desde la pintura y el grabado hasta el ensamblaje y la costura. Las pinturas mismas tienen jerarquías cambiantes de preocupaciones similares: de exploración material, identidad abstracta, espacio formal y expresión narrativa. Desdibujan abiertamente el límite entre el arte elevado y las artes aplicadas, no solo en principio sino en la práctica, prestándose a varias formas de diseño de superficies, desde textiles y marcas hasta trabajos de tierra totalmente realizados. El reciente mural de LaChance que adorna las canchas de baloncesto de Kinloch Park fue nombrado la cancha de baloncesto mejor diseñada del mundo por Architectural Digest.

El arte es uno de los pilares fundamentales de nuestro proyecto educativo. Creemos esencial desarrollar la capacidad artística en nuestros alumnos y despertar en ellos un gusto innato por el diseño. Como colegio debemos aprovecha cada rincón para enseñar, comunicar e inspirar a los más de mil trescientos alumnos que vienen al colegio cada día.

 

“Street art is nother else but urban poetry that catches someone´s eye”

Christian Guemy C215

Leave a Reply