fbpx

Aprendizaje Online en el Liceo Sorolla

Han pasado tres meses desde que el Gobierno decretase el estado de alarma y los colegios comenzaran a impartir clases online. Los profesores tuvieron que reinventarse en un tiempo record y los alumnos se adaptaron a un modelo de enseñanza frente a una pantalla y sin sus compañeros de clase.

Nuestro colegio partía con ventaja. Desde hace cuatro años nuestro profesorado recibe formación en competencias digitales, lo cual les ha permitido adaptarse mucho más rápido. Por otro lado, en el colegio apostamos desde hace años por un modelo aprendizaje “blended” que introduce plataformas tecnológicas y aplicaciones educativas para hacer el aprendizaje más dinámico. Moodle y Class Dojo fueron clave para poder subir todos los materiales para alumnos y organizar el trabajo de las familias en casa en un tiempo record. Sólo en las primeras 24h de confinamiento registramos un record de 692 conexiones simultáneas en nuestra plataforma Moodle, lo que nos hizo ver la necesidad de ampliar significativamente la capacidad de nuestro servidor y aumentar la velocidad de carga para mejorar la experiencia del alumno.

Otra de las decisiones clave durante este periodo fue el uso de Teams, tanto para impartir clases, como para llevar a cabo actividades grupales. En apenas dos semanas se dieron de alta más de setecientas cuentas en Teams. Gracias a las video llamadas los profesores han podido “acercarse” a sus alumnos y a las familias, permitiendo “normalizar” la actividad docente. Y, sobre todo, hemos acercado a nuestros alumnos, consiguiendo que este reto no se hiciera tan pesado.

Para normalizar esta actividad se repartieron libros, iPads, cuadernos y demás material escolar a más de 400 alumnos de infantil y primaria consiguiendo que ningún alumno perdiera el hilo en ninguna actividad ni materia.

Los correos electrónicos y whatsapp también fueron esenciales para mantener la comunicación con los alumnos y con las familias. Profesores, tutores, y jefes de estudio han mantenido una comunicación constante, dando respuesta a nuevos retos y situaciones particulares. Se ha atendido cada caso individual para conseguir que nadie se quedara atrás y se ha prestado especial atención a alumnos con necesidades de aprendizaje, convirtiendo el confinamiento en una oportunidad para seguir mejorando.

Nos encontramos ya a final de curso. Este trimestre hemos innovado en la forma de hacer exámenes y de evaluar. Nos sentimos muy orgullosos de la responsabilidad, autonomía y madurez que han demostrado los alumnos. Ellos no eligieron quedarse en casa, pero si pudieron elegir su actitud ante esta crisis, y han sido sobresalientes.

 

Sin duda, esta crisis nos ha puesto a todos a prueba. Estamos muy contentos de la gestión individual que han hecho las familias y del apoyo que nos han mostrado desde el primero día. También estamos muy satisfechos con la labor de los profesores, héroes con mayúsculas tanto para los alumnos, como para sus padres. La comunidad educativa del Liceo Sorolla sale reforzada, con un modelo de enseñanza más robusto y un sentimiento de pertenencia fortalecido.

Gracias a todos por formar parte de esta gran familia.

 

Leave a Reply