7 razones científicas para aprender idiomas

Coincidiendo con el lanzamiento de los programas en el extranjero del Colegio Liceo Sorolla para el curso que viene, para que nuestros alumnos interioricen nuevos idiomas, hemos querido respaldar nuestro constante empeño en mejorar el proyecto bilingüe de este colegio privado de Pozuelo de Alarcón.

Ser bilingüe o políglota sólo puede considerarse algo bueno… tienes la suerte de poder viajar a otro país, interactuar con gente con la que de otra forma no podrías comunicarte, entender otra verdad, otra cultura y sumergirte en ella. Aprender a exteriorizar lo que hay en tu mente de distintas formas. Y no solo por eso. La ciencia también respalda que hablar más de un idioma es bueno para la salud de tu cerebro.

Sin embargo, España es el tercer país de la Unión Europea con menos adultos que hablan una lengua extranjera. Un reciente estudio del CIS lo corrobora, el 90% de los españoles mayores de 18 años asegura que ninguno de sus progenitores habla otro idioma.

En los últimos 40 años la educación se ha puesto las pilas. La enseñanza bilingüe se extiende cada vez más en España y ahora los colegios compiten por su metodología de aprendizaje de estos idiomas.

 

¿POR QUÉ HAY QUE APRENDER IDIOMAS?

1. Mejor “flexibilidad cognitiva”

Según un estudio de The Journal of Neuroscience aquellos que hablan varios idiomas desde su infancia tienen más facilidad para adaptarse a los cambios y para asumir circunstancias inesperadas; esto es la “Flexibilidad cognitiva”. El cerebro de las personas bilingües funciona más rápido y necesita menos energía.

2. no hay inmunidad al Alzheimer, pero se desarrolla de forma más tardía

Cualquiera puede padecer Alzheimer, pero las personas que hablan otro idioma desarrollan esta enfermedad cuatro o cinco años más tarde que los que las personas monolingües.

3. Los niños bilingües resuelven mejor los problemas

Los niños bilingües realizan mejor las tareas que implican creatividad y capacidad de resolución de problemas. 

4. Su cerebro cambia de tarea con más facilidad

Saber más de un idioma beneficia enormemente a los niños, pues aquellos que lo hacen desde pequeños son más rápidos al cambiar de tarea. Su mente tiene mayor capacidad de reacción y de relación, y consiguen concentrarse en una actividad nueva con más facilidad.

5. Agilidad mental durante más tiempo

The Annals of Neurology realizó un test a los participantes de un estudio cuando tenían 11 años, y décadas después, cuando tenían 70. Aquellos que habían aprendido otra lengua en ese tiempo, incluso siendo ya mayores, mostró mejores capacidades cognitivas en el segundo test con respecto al primero.

6. Ven el idioma de forma diferente

Los que hablan dos idiomas procesan las palabras mucho más rápido, sobre todo si dicha palabra es parecida en varios idiomas según un estudio de Psychological Science. Varios investigadores comprobaron que las personas bilingües pasan menos tiempo observando los llamados “cognados” (palabras que en distintos idiomas comparten la misma raíz, como “luna” en español, o “lune” en francés).

7. Toman decisiones más razonadas

Cuando la gente piensa en otros idiomas, consiguen tomar decisiones más racionales en una situación complicada. Son personas reacias a la pérdida, por lo que toman decisiones que la minimicen. Pensar en un idioma distinto al natal, te ayuda a tomar distancia, lo cual es un punto a favor para tomar decisiones más deliberadas y menos vinculadas a las emociones.