10 Razones para leer

Hoy en día fomentar la lectura en los niños es casi misión imposible. Están demasiado estimulados por las luces de las pantallas de tablets y móviles y es un reto muy difícil que se sienten delante de un libro más de 5 minutos. Sin embargo, merece la pena emplear nuestro esfuerzo en inculcarles el hábito de leer.

10 Beneficios que aporta la lectura

  1. Te hace mejor persona, pues te ayuda a pensar y a reflexionar sobre aspectos de la vida que nunca antes te habías planteado
  2. Ejercita el cerebro, pues ayuda a fortalecer las conexiones neuronales y a generar otras nuevas
  3. Mejora la concentración
  4. Aprendes sobre el mundo, sobre las personas, sobre otras culturas y costumbres, y todo sin moverte del sofá. Y no solo eso, aprendes a respetar la diferencia, a ser más tolerante.
  5. Te ayuda a desarrollar habilidades lingüísiticas, a ampliar tu vocabulario, a mejorar la gramática… en definitiva, a hacer un uso correcto del lenguaje.
  6. Fomenta imaginación, te lleva a lugares que nunca podrías visitar, con personas que nunca podrías conocer en situaciones que nunca podrías vivir.
  7. Fomenta la empatía. Tal y como demuestran varios estudios, aquellos que leen tienen más facilidad emocional para ponerse en la piel de otras personas.
  8. Mejora el desempeño escolar, al adquirir mejor capacidad de retención y entendimiento
  9. Es una forma diferente de divertirse
  10. Relaja el cuerpo y la mente10 Razones para leer

¿Qué hacer si a mi hijo no le gusta leer?

Los beneficios que aporta la lectura todos los queremos para nuestros hijos, pero ¿qué hacer si no le gusta leer?

Si convertimos la lectura en una obligación, acabarán por sentir rechazo por esta actividad, por lo que tenemos que encontrar la manera de persuadirle, convirtiendo la lectura en algo atractivo para él.

Una forma de hacerlo es proponerle que empiece por leer cómics, como pueden ser Asterix y Obelix, o cómics de superhéroes… es una lectura ligera y dinámica, pero lectura al fin y al cabo.

Es conveniente no obcecarse en buscar libros exclusivamente “educativos” para los niños. De la misma manera que los adultos no solo leen enciclopedias, a los niños hay que ofrecerles algo que les guste leer.

También se puede recurrir al sistema de premios por cumplir ciertos objetivos que se les marquen, hasta que sea el propio niño el que te pida leer sin esperar nada a cambio, aunque una forma de involucrarle más con la lectura es leer con ellos. Por ejemplo, que lea un párrafo cada uno, o tener que escenificar las escenas que se plantean, puede ser una actividad que no solo os una, sino que le haga desarrollar ese cariño por la lectura que tanto le va a ayudar en su formación.

Esta semana hemos celebrado una Book Fair en nuestro centro, acercando libros en inglés a nuestros alumnos de todos los niveles. El leer en otros idiomas no solo aporta los beneficios mencionados anteriormente, sino que además acelera el aprendizaje de una nueva lengua.