This is how you do it!

El inglés es una de las asignaturas pendientes de muchos españoles. Para aprender inglés no es suficiente con estudiar, ver películas en inglés o asistir a clase. Para aprender bien inglés tenemos que vivir una experiencia en inglés. Tenemos que pensar en inglés, hacer bromas en inglés, sumar y restar en inglés… y eso solo se consigue cuando viajamos. A continuación enumeramos 10 razones para aprender inglés en viajes al extranjero, cursos de imersión o campamentos en inglés.

1. Una Experiencia Emocional: Estudios recientes demuestran que se aprende más rápido a través de experiencias únicas. Las lecciones con carácter emocional nos ayudan a recordar con más facilidad. Eventos como el primer día de clase, nuestro primer encuentro amoroso o nuestro primer viaje al extranjero quedarán para siempre grabados en nuestra memoria. El primer viaje siempre es el más impactante, pues nos encontramos completamente solos, sin el amparo de nuestros padres y ahora tendrán que resolver los problemas por nosotros mismos.

2. Principio de Utilidad. El cerebro es extremadamente práctico. Existe un dicho entre los expertos en neurociencia aplicada a la educación que dice Use it, or Lose it!. Lo que el cerebro no usa, lo pierdo. Cuesta más aprender inglés en clase que aprenderlo cuando viajamos pues, en ésta última, debemos hablar en inglés para sobrevivir. Nuestro cerebro aprende con mayor facilidad y rapidez con experiencias reales.

3. Pensar en inglés 24 horas. La clave para aprender inglés es empezar a pensar en inglés lo antes posible. Cuando dejas de traducir del español al inglés tu cerebro aprende infinitamente más rápido. Este proceso no es voluntario, sino que ocurre de manera automática. Cuanto más tiempo estemos expuesto a un entorno angloparlante, más acostumbrados estaremos a pensar en inglés, ya que la información con la que juega nuestro cerebro es en inglés y la respuesta que espera nuestro interlocutor, también.

4. Flexibilidad y Capacidad de Adaptación. Son dos de las cualidades más demandas por las empresas en el mundo laboral. Cuantas más experiencia impactantes vivamos mayor será nuestra capacidad de reacción y cuantos más contextos sociales y culturales hayamos conocido mayor será nuestra capacidad para adaptarnos a otros nuevos.

5. Madurez, Independencia y Responsabilidad. Cuando un adolescente regresa después de un viaje nunca vuelve a ser el mismo. Han vivido una aventura que les ha hecho crecer a nivel personal y que le s ha supuesto salir de su “zona de confort”. Cuando te enfrentas a situaciones nuevas a lo largo de la vida amplias tus recursos, tus conocimientos y tu capacidad de análisis. Toda esa experiencia hace que se comporten de un modo “más adulto” cuando regresan a casa.

6. Confianza en uno Mismo. Las personas que han viajado mucho a lo largo de su vida, suelen tener más confianza en sus capacidades debido a que han tenido que pensar soluciones por sí mismos para superar los obstáculos que se han ido encontrando por el camino. Ese proceso mental nos ayuda a estar más seguros cuando volvemos a enfrentar nuevas dificultades en la vida pues, en el pasado, superamos con éxito situaciones similares.

7. Respeto y Tolerancia. Hoy en día vivimos en un mundo global y, consecuentemente, nuestros alumnos tienen que ser “internacionales”. Para ello, es necesario que viajen y conozcan chicos y chicas y de otros países y de otras culturas. La única forma de apreciar las diferencias en lugar de criticarlas es haber sido expuesto desde pequeño a formas de pensar y actuar diferentes. Viajando conseguimos abrir nuestra mente.

 

Descubre, aprende y convive en inglés en English Camp in Santander

Del Viernes 31 de Enero a Martes 4 de Febrero

Más información

Más información

Más Información sobre Long Weekend in Santander
Más información